EL NUDISMO EN TIEMPOS DEL COVID-19:DEL NUDISMO SOCIAL AL NUDISMO VIRTUAL

En tiempos del Coronavirus, muchos nudistas hemos cambiado forzosamente nuestra desnudez social a la solitaria desnudez de nuestros hogares.

Pero, ¿es realmente tan solitaria como creemos?

Internet ha demostrado ser durante la pandemia, el instrumento más globalizador del que disponemos. Mucho más de lo que ya era, si eso es posible.

La magia tecnológica de la Red de Redes nos permite socializar con casi cualquier persona del mundo sin tener que movernos del cómodo sofá de nuestro salón.

A través de la cam de nuestro pc o portatil o, aún mejor, desde la cámara de nuestros ultimísimos teléfonos móviles, podemos vernos y sentirnos más cerca de nuestros amigos, familia o incluso con nuestro jefe que inoportunamente, te puede hacer una videollamada en el momento más inesperado.

Con el Covid hemos aprendido a vivir el nudismo de una manera distinta. Pero, ¿dónde están todos esos nudistas virtuales que están en la misma situación?

Primero, debemos preveniros del gran error de buscar a otros nudistas directamente a través de buscadores como Google o Yahoo con los que compartir la videoconferencia.

No es una buena idea buscarlos poniendo en tu barra de búsqueda “cam nudista” o “videollamada al desnudo”, porque eso nos va a llevar por derroteros que nada tienen que ver con el significado de nuestra vida naturista.

Si ya antes se escondían contenidos de carga sexual detrás de la palabra “nudismo”, imaginad ahora…

Nada, eso debéis casi descartarlo por completo.

En éste sentido, hay que pensar que lo que realmente echas de menos es compartir la libertad de la desnudez junto a tus amigos naturistas, por lo que realmente a quiénes echas de menos son a tus amigos con los que compartías toalla, sombrilla y momentos en el exterior.

Ya tienes la primera parte de la respuesta. Los nudistas están en tu propia agenda de teléfono. El nudismo virtual está en aquellos conocidos y amistades que has ido haciendo a lo largo de tu vida.

Y ahora toca saber cual es la app más propicia para establecer contacto con ellos.

Hay muchas aplicaciones y programas, sin duda. Y en éstas semanas han ido apareciendo otras nuevas que han ido mejorando e implementando las ya existentes.

Dependiendo de cuantos nudeamigos queráis reuniros, existen varias opciones. 

La misma aplicación nativa de Whatsapp ya te permite realizar videollamadas de hasta 8 personas. Google Duo o Google Meeting también aparecen como opciones viables y seguras para esos amigos con los que tengáis ganas de tomaros juntos la cervecita online del mediodía.

Para nudeconferencias más multitudinarias, las aplicaciones HOUSEPARTY o ZOOM están disponibles tanto para vuestros ordenadores de sobremesa como para vuestros dispositivos móviles. 

Ésta última es quizás la opción más aceptada por casi todo el mundo, incluso por grupos de trabajo, de estudio o entre las administraciones nacionales e internacionales.

Mucho se ha hablado de la falta de seguridad y privacidad de ZOOM, pero haciendo honor a la verdad, en las últimas semanas sus creadores han implementado la seguridad de los canales de charla, con contraseñas y criptados varios. Y pese a todo, lo cierto es que lo peor que podía ocurrirte es que, en medio de nuestra reunión nudista semanal, entrara de pronto una señora que por error quería verse con sus amigas para jugar al bingo… 😅

Y una vez que ya tenemos las herramientas… ¿Son seguras? ¿De que hablas?  ¿Hay que desnudarse antes de empezar o durante?  ¿Debemos tener en cuenta perspectivas, ángulos de visión o incluso posturas?.

Un aspecto a tener muy en cuenta sobre el nudismo online es la sensación de movernos en un ambiente seguro. Los integrantes de las nudecharlas necesitan sentirse en una cierta zona de confort estando desnudos y aún más, delante de una pantalla de ordenador o de móvil.  Especialmente en un medio tan inseguro como puede ser Internet, donde podríamos estar a una sola captura de pantalla para hacernos muy conocidos en sitios que ni de lejos hablan de naturismo. Por lo que lo conveniente es hacerlo con personas que, o bien ya conozcamos, o formen parte de colectivos nudistas reconocidos donde no haya un sólo atisbo de duda que pueda alterar tu tranquilidad.

Sobre de lo que hablar, es tan fácil como pensar en lo que hablarías con otra persona en una situación de cercanía física. Desde charlar sobre la rutina del día, hasta comentar alguna peli, serie o libro reciente. Vamos, que el tema de conversación debe ser tan natural como nosotros y sobre cualquier cosa de lo que queráis hacerlo.

En cuanto a la postura o ángulo de visión ¿es algo que te preocupa cuando estás con otros nudistas en la playa? ¿Crees que ellos van a pensar mal de ti si se te ve un pezón o si se te deja de ver? ¿O que otro nudista se sintiera ofendido porque tus testículos  están visibles? La naturalidad de tu cuerpo es parte de nuestra desnudez social y eso ya es un carácter intrínseco en los nudistas.

Es curioso ver que algunas de éstas cuestiones son tremendamente parecidas a las inquietudes que muchos teníamos cuando nos iniciamos en el nudismo. Parece un nuevo comienzo, pero nada más lejos de la realidad. Es otro paso más hacia delante acorde a los tiempos que vivimos, en el que a veces nos complicamos la vida con preguntas que en realidad tienen una respuesta muy sencilla.

Además de las videollamadas como vía de encuentro nudista, también han surgido los eventos y las actividades en streaming. Una nueva forma de realizar actividades nudistas en directo, como Yoga, Meditación, Tai -Chi, Fitness, Crossfit, ajedrez….pero también a través de la pantalla. Hay un amplio catálogo que muchas asociaciones, sobre todo las que forman parte de la Federación Británica (que siempre está un paso por delante) están poniendo en práctica con excelentes resultados y con una altísima participación.

Cómo veis, hasta el nudismo ha tenido que reinventarse en cierta manera. Seguramente esto marque un punto de inflexión y abra una nueva página en la historia de la desnudez social tal y cómo la conocíamos.

Pero, ¿Qué pasará con estas grandes iniciativas cuando podamos salir de nuestras casas con “normalidad”?.

Indudablemente, nosotros no podemos dejar de elegir el nudismo del mundo real antes que el virtual. Pero salvadas todas las cuestiones anteriormente planteadas, hay que decir que no deja de ser una nueva opción añadida bastante divertida e incluso enriquecedora. Algo que sin duda nos ha hecho sobrellevar anímicamente las peores imágenes y los terribles escenarios sobre aspectos del futuro con los que nos vamos a encontrar. 

Cuando todo esto acabe y volvamos a esa “nueva normalidad” de la que tanto se habla, aún habrá mucho nudismo dentro de nuestros hogares y creemos que sería un error que desapareciera al terminar ésta crisis pandémica mundial. 

Cómo decíamos, las videollamadas y la cantidad de iniciativas nudistas en streaming que se han creado en éstas semanas, pueden y deben ser una interesante propuesta que deberían tener continuidad en el futuro.

¿Vosotros que opináis?

4 comentarios

    1. Vicente

      Enhorabuena por el autor del artículo. MUY EXPRESIVO y muy bien expuesto el tema del nudismo con el Covid 19, tanto mientras dure la pandemia, como después de que volvamos a la vida normal y natural mostrarse abiertos y sinceros con nuestra forma de ser y de actuar,conseguiremos desarrollar el nudismo como debe de ser, tanto entre los humanos de mente abierta como entre los que todavía no se acostumbran a la normalidad. De nada tiene que avergonzarse la persona que sintiéndose libre consigomisma continúe pensando que el resto de las personas no la van a aceptar por su libertad que muestra abiertamente. Nos hemos socializado aún más cuando podemos libremente compartir estas experiencias nudistas igual que la primera vez que en plena adolescencia, o ya pasada la misma volvimos a abrirnos a los demás que finalmente nos admitieron tal y como somos. Fuerte abrazo virtual que podremos pronto compartirlo en forma presencial. Vgr

Responder a Juan Carlos pena Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *