Las Bodas Nudistas: ¡Que me caso en pelotas!

Hoy en día abundan las bodas temáticas y divertidas, como casarse disfrazados de personajes de Star Wars, Juego de Tronos (pese al mal rollo de lo de la Boda Roja 😥) o El Señor de los Anillos, con elfos, magos y padrinos vestidos de hobbits. Bodas con “flashmobs” en los que acaba bailando hasta el cura y la señora que toca el Órgano 😅 o incluso bodas millenials a lo Tik-Tok

Pero por suerte, todavía hay personas que aún deciden celebrar su boda dentro de la naturalidad de la filosofía del nudismo/naturismo. 

Pese a que casarse desnudo suena a algo muy transgresor incluso para algunas mentalidades en pleno siglo XXI, lo cierto es que las bodas nudistas se remontan, ya no sólo a la antigua Grecia, sino más “recientemente” a los inicios del movimiento naturista.

Y eh…que no hay que irse muy lejos…también encontramos referencias antiguas en nuestro país.

Tenemos que  remontarnos al año 1934, momento en el que tuvo lugar en España la primera boda nudista de la que se tiene constancia documental. 

Fue en el Parthenon de Gavà (Barcelona), en la hoy abandonada Masía Can Torelló, que en su día albergaba una asociación naturista (¡ojo, años 30!).

Los novios eran dos jóvenes llamados Jesús Lópen y Juanita Vilà. Y allí lo celebraron en medio de un bosque, rodeado de sus familiares y amigos. Y todos desnudos, claro. 

Según el libro La conquista del cuerpo de Isabelo Herreros, incluso se establecieron unos votos específicos para este tipo de boda que según esta fuente,  narran así:

“Ante la Humanidad que nos rodea y la Naturaleza que nos envuelve, yo, por libérrima voluntad y consciente de la responsabilidad que asumo, tiendo mi mano hacia ti, para invitarte a contraer conmigo el enlace matrimonial: si tu también tiendes espontáneamente la mano, el apretón que nos daremos será la afirmación y el sello de que nuestra unión está hecha”.

Lo que vino después, fueron bailes y discursos como los que se hacían en las bodas de la antigua Grecia, aunque de forma más recatada y, también un banquete para todos los allí presentes. 

Dada la condición vegetariana de los invitados, acorde al acercamiento naturista europeo más arraigado, el menú consistía en sándwiches de verduras, empanadas vegetales y zumo de uva.

Lo cierto es que las bodas nudistas/naturistas, no difieren mucho de cualquier otro tipo de bodas más convencionales: hay una pareja que desea contraer matrimonio, unos invitados que quieren acompañarles en ese día tan especial para ellos, y un celebrante, que es testigo del enlace entre esas dos personas enamoradas.

Sin embargo, hay algunos elementos de la ceremonia que hacen de estas bodas algo muy diferente y, sobre todo, especial.

Es evidente que tienes que escoger un lugar donde te permitan practicar esta filosofía. En España, la práctica del nudismo es plenamente legal. Sin embargo (y por desgracia), todavía existen algunos Ayuntamientos que lo prohiben en determinados lugares públicos o en la totalidad de su municipio.

Por tanto, es aconsejable que antes de iniciar los preparativos de una boda nudista, se informe bien de si es posible, o no, poder celebrarla donde se desea. No tanto celebrar la ceremonia en sí, como el hecho de que estén todos desnudos en el lugar elegido.

Una boda nudista no es algo habitual en España. Se celebran, sí, pero son una gran minoría.

Existe, eso si, un lugar en el mundo donde las bodas nudistas han tenido una gran y reciente efervescencia: Shanghai, un país que cuenta con una gran cantidad de bodas donde sobra la ropa y que todavía se celebran prácticamente a diario.

Aunque de un tiempo a ésta parte, la asociación de empresas de bodas de Shanghai ya amenazó con pedir al Gobierno chino que cerrara los estudios fotográficos que se encontraran retratando a novios desnudos, como forma de impedir que la moda siga ganando adeptos.

COSITAS A CONSIDERAR

Hay un par de aspectos que hay que tener en cuenta en este tipo de bodas, las nudistas, y son los siguientes:

El fotógrafo/a: Lo importante en éste tipo de ceremonias es que se contrate a un profesional en la materia. No se debe valorar tanto si debe ir también sin ropa como si tiene experiencia previa en fotos de desnudos.

Que las fotos que se toman, tanto a los contrayentes como a los invitados, deben de ser elegantes. Con el mismo gusto que se harían fotos en un enlace matrimonial más convencional.

Se recomienda en estos casos, el firmar un contrato de confidencialidad y siempre con un fotógrafo/a profesional, con el fin de evitar que las fotos comiencen a circular sin permiso ni control por la red.

Si se desea publicar alguna foto de una boda nudista en redes sociales, webs y otros medios gráficos de comunicación, que sean los que se casan quienes decidan como y cuando hacerlo.

Además, un buen fotógrafo/a de este tipo de reportajes, debe saber muy bien cómo hacer las fotos. Sí, que se vea que se va sin ropa, pero sin caer en el error de llegar a erotizar o sexualizar una situación tan cotidiana como es una boda. Algo que podría suceder si no se echa mano de un buen profesional. Aunque ésta se celebre al desnudo, ya todos sabemos que Nudismo no tiene nada que ver con Sexo. Y con un fotógrafo acreditado y experimentado, se asegura siempre el resultado deseado.

El maestro de ceremonias también debe ser una persona con bastante conocimiento del movimiento naturista. Aunque tampoco es indispensable que practique la filosofía nudista.

Si no se consigue que la boda nudista la oficie una persona con poder para certificarla en el Registro Civil, siempre se puede celebrar primero la ceremonia nudista de manera simbólica y luego, casarse formalmente en un juzgado.

TE HAN INVITADO A UNA BODA NUDISTA Y NO SABES QUÉ HACER

Resulta que tienes unos amigos que practican nudismo y han decidido casarse. Te ha llegado la invitación a casa y, claro, una de las condiciones para asistir a la boda es que tú también vayas totalmente desnudo/a y ni eres nudista ni nunca te has planteado hacerlo.

Y tal vez te suponga mucho esfuerzo el hecho de presentarte sin nada de ropa ante gente que, probablemente, conozcas de vista o, directamente, ni conozcas.

De hecho, más de una pareja ha tenido que celebrar su boda nudista en soledad, o con muy pocos invitados, porque no todo el mundo es capaz de mostrarse desnudo/a ante el resto.

Igual, informarse ante un poco sobre de que va el movimiento nudista/naturista, ayuda un poco a superar el escollo inicial.

¿QUÉ ES LA FILOSOFÍA NUDISTA?

El nudismo como ideología, defiende la percepción del desnudo como algo natural; pero tanto el desnudo propio como el de los demás. Además, no tiene carácter de provocación. Ni sexual ni de cualquier otro tipo.

De hecho, el movimiento naturista afirma que la prohibición del desnudo público puede ser un posible origen de algunos problemas psico-emocionales, tales como falta de autoestima o el tener una autoimagen corporal pobre.

La Federación Naturista Internacional define el naturismo así:

«El Naturismo es una forma de vivir en armonía con la naturaleza, caracterizada por la práctica del desnudo en común, con la finalidad de favorecer el respeto a uno mismo, a los demás y al medio ambiente»

Te preguntarás qué tiene que ver todo esto con una boda nudista; esa a la que te han invitado y no sabes muy bien qué responder.

Sé honesto/a contigo mismo/a; déjate llevar por tus principios y no traiciones tus ideas. Quizá tú eres muy conservador/a y no entiendes muy bien éste movimiento tan progresista. 

Es muy respetable tu postura, pero de igual manera que la de cualquier persona que sea nudista y quiera casarse sin llevar ropa encima.

El movimiento nudista defiende que ir vestido es mayormente incómodo y poco natural, que la ropa se debe usar cuando sea necesario y que la desnudez proporciona una gran sensación de libertad cuando se realiza cualquier actividad.

Eso es algo que sin duda tendrá que descubrir por si misma. Tal vez asistir a una boda nudista sin serlo, igual puede ser una terapia de choque demasiado radical, pero no hay nada de esas cuestiones que las ganas de asistir a un enlace tan especial pueda detener.

En algunas bodas nudistas, los contrayentes no tienen porque ir al 100% desnudos.

Y en otras ocasiones, sólo los novios van desnudos. Porque, así, asisten todos sus amigos y familiares sin sentirse obligados a pasar por algo que quizá no entienden.

¿Has ido alguna vez a una boda nudista?, ¿te han invitado a una boda nudista, y no sabes muy bien qué hacer?, ¿te has planteado casarte siendo totalmente fiel a tu filosofía de estar en paz con la naturaleza, sin llevar nada de ropa?.

¡Cuéntanos en los comentarios si te apetece!

Fuentes del artículo, texto y fotografías:

https://la-tarara.com

https://lasbodasoriginales.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *