EL NUDISMO: UNA TERAPIA PERFECTA PARA LA POSITIVIDAD CORPORAL.

Es un hecho inequívoco el afirmar que una gran parte de la sociedad no está contenta con su apariencia personal o con su físico. 

Son cuestiones tan sumamente importantes que llegan a ser, en un alto porcentaje, la razón por la que muchas personas visitan a diario la consulta de psiquiatras o psicólogos en casi cualquier punto del planeta. Razones por las que incluso se desencadenan enfermedades físicas y mentales muy serias.

Que si tengo mucha barriga, que si apenas tengo carne en los huesos, que si soy demasiado bajo, que si ésta cicatriz me afea, que si me veo horrible…. Y eso sin hablar ya de la genitalidad. De la que muchos están insatisfechos con su forma, tamaño o volumen causada, entre otras razones, por la idealización que nuestra sociedad genera en películas, programas, revistas, redes sociales, etc…

Obsesiones con el físico que están afectando a una parte importante de cada vez más jóvenes. Precisamente los que más consumen la idea del “prototipo corporal”, seguramente por el tipo de programación social que reciben a través Redes, TV, tendencias de moda…

¿Es ésta una razón añadida por la que el porcentaje de jóvenes naturistas es cada vez más bajo? ¿Se sienten inseguros de los cuerpos que tienen bajo la ropa?

Se ha anulado la positividad corporal hasta un punto tan crítico, que hemos dejado de querernos para querer ser lo que realmente no somos.

Y es que, positividad corporal significa aceptar el cuerpo que uno tiene, así como los cambios en sus formas, el tamaño y la capacidad debida a la propia biología humana de cada uno, a la edad o a las propias elecciones personales (o no) que se han tomado a lo largo de nuestra vida. 

Es la comprensión de que su valor y lo que está pasando a nivel físico son dos conceptos separados. No importa lo que te esté sucediendo dentro o fuera del cuerpo, tu sigues siendo tan único y perfecto como las otras personas que tienes a tu lado.

Pero atención: La vergüenza enmascarada como orgullo, o su búsqueda, no es positividad corporal. Muchas empresas de estética y clínicas de adelgazamiento, llevan a cabo sus llamadas “campañas positivas para el cuerpo” cuyo mensaje parece decir: Debes sentirte bien con tu cuerpo. Pero lo subliminal de la idea que realmente transmiten es, que no te sientes bien con tu cuerpo tal y como es. Que amarte a ti mismo y tener un cuerpo positivo es “crear el cuerpo que amas”, en lugar de comenzar desde el punto de la auto aceptación hasta llegar a amarlo como es, sin necesidad de cambiar nada en el.

Ya se ha demostrado científicamente, (y mucho lo hemos tratado en otros escritos, en Redes Sociales o incluso en alguno de nuestros trípticos que repartimos a pie de playa) que el nudismo presenta enormes beneficios para sentirnos a gusto con nuestros cuerpos tal y como son.

La desnudez social hace que nos sintamos mejor con nosotros y con nuestro cuerpo porque en una playa nudista, en un camping o en un complejo residencial naturista solo verás gente natural. Sin filtros de belleza, sin Photoshop, sin apps de retoques. Gente como tú. 

Altos, bajos, gorditos, flacos, con celulitis, con cicatrices, sin depilados perfectos, con muletas o faltos de algún miembro corporal, con penes y vulvas naturales y reales (y no los que se ven en las películas destinadas al consumo de sexo, por ejemplo).

Sin pretenderlo, el nudismo ayuda a muchas personas a darle una solución a sus problemas de autoconfianza, contribuyendo a que seamos más felices sin tener que cambiar nada de cómo somos físicamente, únicamente nuestra propia mentalidad sobre lo que es la “perfección” que, continuamente, nos intentan vender a todos los niveles de lo social.

Si. El nudismo es quizás la terapia más barata y efectiva del mundo para que nos sintamos realizados con la genética que hemos heredado o con los cambios que hemos tenido en nuestros cuerpos con el paso de los años. Una terapia que no necesita de psiquiatras ni de medicación. Únicamente, de nuestra propia percepción y aceptación del mundo real y de la no imposición de los cánones de belleza establecidos.

Esperamos que practiques mucho ésta terapia y que nos cuentes como te ha ido en nuestro próximo encuentro a pie de playa 🙂

Desnudos, por supuesto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *